¿Por que utilizamos el método directo?

Método directo

También conocido como método natural, el método directo es una técnica de enseñanza empleado para lenguas extranjeras, cuyo principio fundamental es el de enseñar el idioma a través del uso único y exclusivo de la lengua a aprender.

El método directo se originó como una opción alternativa de la metodología tradicional de enseñanza de idiomas, denominada el método de Gramática-Traducción. Para la segunda mitad del siglo XIX, el tradicional método de Gramática-Traducción, perdía fuerzas en toda Europa debido a la necesidad de las personas de obtener un aprendizaje mucho más dinámico y práctico. Adicionalmente, las vías de comunicación entre los europeos se habían incrementando y la necesidad de aprender nuevos idiomas de forma rápida, era imperante.

A principios del siglo XX, el método directo incursionó en Alemania y Francia y se estableció como el método principal de enseñanza de idioma extranjero. El método directo también se abrió paso en los Estados Unidos, gracias a los señores L. Sauveur y a M. Berlitz, quienes aplicaron dicho método en sus respectivas escuelas.

La esencia del método directo

El fundamento del método directo sostiene que el aprendizaje de una lengua extranjera o segunda lengua, debe ser similar al proceso de aprendizaje de la primera lengua o lengua materna.

Las principales características de este método son la imitación, asociación e inducción. En otras palabras, con la implementación del método directo el idioma extranjero se aprende a través de la imitación de un modelo lingüístico, la memorización de pequeños diálogos o frases, la adquisición del léxico por asociación, y la inducción de las reglas de gramática por medio de la observación de ejemplos.

Por otro lado, el profesor debe ser hablante nativo del idioma que enseña, y debe cumplir con el importante rol de ser el modelo a seguir para sus estudiantes, así como de crear una clase dinámica e interactiva, estimulando la participación de sus alumnos.

El método directo consiste en sesiones de preguntas y repuestas, que en principio se refieren a nombres de cosas u objetos comunes, como lápices, mesas, puertas, entre otros. Estas preguntas deben realizarse de manera estimulante, de tal forma que el estudiante comience de inmediato a utilizar el idioma extranjero. El principal objetivo es que los alumnos aprendan una cantidad específica de palabras nuevas por cada lección, para que logren comunicarse efectivamente en el nuevo idioma. Las sesiones de preguntas pueden ser entre profesor y alumno o entre alumno y alumno.

Principios del método directo

El método directo revolucionó el sistema tradicional de enseñanza de una segunda lengua, con la implementación de sus principios:

  • Uso exclusivo de la lengua a aprender.

  • Enseñanza de vocabulario y estructuras de uso cotidiano.

  • Enseñanza inductiva de la gramática.

  • Desarrollo de las destrezas de comunicación oral de forma progresiva y graduada mediante el intercambio de preguntas y respuestas entre profesores y alumnos.

  • Introducción oral de los nuevos contenidos de enseñanza.

  • Uso de la demostración, de objetos y dibujos en la introducción del vocabulario concreto, y de la asociación de ideas en la introducción del vocabulario abstracto.

  • Enseñanza de la expresión y de la comprensión oral.

  • Énfasis en la pronunciación y en la gramática.

Ventajas del método directo

Este método desde su aparición e implementación, ha aportado grandes beneficios en el área de la enseñanza de idiomas extranjeros, aportando a su vez grandes ventajas para sus estudiantes.El método directo develó los problemas que presentaba la enseñanza y el proceso de aprendizaje.

Representó una renovación total del concepto de enseñanza de segundas lenguas.

Abrió el camino a los procesos didácticos de las lenguas extranjeras.

Representa una excelente opción para aquellas personas que requieren aprender otro idioma de manera inmediata, ya sea por cambio de domicilio o por requisito laboral.

Si requieres aprender un segundo idioma de manera rápida, práctica y efectiva, optar por clases impartidas con el método directo, es la opción ideal para ti. Sea cual sea el área en la que requieres desenvolverte en una segunda lengua, los cursos de idioma implementados con el método directo representan la solución perfecta.

Practica con este ejemplo